Ciencia del Proyecto

Acción Contra la Asma en Erie

Este estudio esta apoyado del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones, y la Sangre  de los Institutos de Salud Nacional [National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health] bajo la concesión R01HL123797 (en ingles).

Para obtener publicaciones y materiales de este estudio, visite nuestra página del estudio en la página web del UIC Institute for Health Research and Policy.

Lo siguiente es la abstracción científica que fue aprobada por NIH en la solicitud de subvención.

Abstracción Científica
La prevalencia y morbilidad del asma entre los niños ha aumentado durante las tres últimas décadas, a pesar de los significativos avances en el control ambiental y en la atención al asma. Los costos anuales dedicados a niños con asma varían entre $2000 millones y $3200 millones. El peso del asma recae en mayor medida sobre los niños de entornos urbanos, de bajos ingresos, afroamericanos o puertorriqueños.

Las intervenciones para luchar contra el asma y estas disparidades resultan cada vez más en la participación de promotores de salud. Situados en primera línea de la salud pública, estos promotores sirven de enlace entre las comunidades y las agencias de servicios sociales y médicos que les sirven, con el fin de mejorar tanto el acceso a la atención como la calidad de la atención, incrementando la competencia cultural de los servicios que ofrecen.

La evidencia de la eficacia de las intervenciones de lucha contra el asma a través de estos promotores va en aumento, pero todavía existen varias carencias fundamentales. El estudio Acción Contra la Asma en Erie compara las prácticas recomendadas actuales en la educación sobre el manejo autónomo del asma (Servicios AE-C) con la intervención en el hogar de los promotores integrados, en la que se tienen en cuenta todos los desafíos de la vida real de los pacientes y del sistema de atención médica. Este estudio pondrá a prueba la capacidad de una intervención de los promotores con tres modificaciones importantes para conseguir el control del asma en niños de alto riesgo:

– Los promotores de salud estarán integrados tanto en el entorno clínico como en el del hogar.
– Se proporcionará un sistema para responder directamente a obstáculos de salud mental y psicológicos.
– Sólo se proporcionará a los participantes materiales y equipo para el remedio de factores causantes que esté respaldado por el sistema de reembolso médico actual.

Este estudio proporcionará claridad sobre la diferencia del efecto esperado, el ahorro de costos y los recursos necesarios para integrar a los promotores de salud en una práctica clínica.

Se realizará un estudio de comportamiento de dos brazos (N=220), aleatorizado y controlado, en asociación con el Centro de Salud Erie, un centro médico con calificación federal (FQHC) que sirve a una población de minoría de bajos ingresos en Chicago con un riesgo alto de morbilidad de asma significativa. El brazo de la intervención recibirá educación en el hogar sobre el asma de los promotores integrados. El brazo de comparación recibirá servicios en la clínica de un educador sobre el asma certificado (AE-C).

Los objetivos principales de este estudio son:
– Evaluar la eficacia de la intervención de lucha contra el asma en el hogar con los promotores integrados, en comparación con la educación en la clínica de los AE-C durante un período de 12 meses, según indique el control del asma. Nuestra hipótesis es que el grupo del brazo con los promotores tendrá como mínimo un 30% menos de días de limitación de actividad que el brazo con los AE-C en un período de 12 meses.
– Evaluar el mantenimiento de la eficacia de la intervención, según indique el control del asma 6, 18 y 24 meses después de la aleatorización.
– Determinar el ahorro de costos a los 12 meses del comienzo de la intervención de los promotores y de los AE-C, y los costos o ahorros adicionales relacionados con los agravamientos del asma a los 12 y 24 meses.
– Evaluar la eficacia de la intervención de lucha contra el asma en el hogar de los promotores en comparación con la educación en la clínica de los AE-C, según indique el control del asma, entre aquellos que muestren depresión, estrés o trastorno de estrés postraumático.